Ejercicio y aptitud física

La aptitud física tiene una gran influencia en la salud, la apariencia y el bienestar general. Un nivel suficiente de aptitud física garantiza una mejor calidad de vida y ayuda a prevenir el desarrollo de muchas «enfermedades no contagiosas», como trastornos cardiovasculares u obesidad (Lipecki & Rutowicz, 2015). Los bajos niveles de actividad física junto con el sedentario son factores de riesgo independientes y modificables para la progresión de la resistencia a la insulina y los malos resultados de salud en adultos con diabetes tipo 2 (Haghighi et al, 2018).

De acuerdo con el concepto de estado físico saludable o “Fitness”, la aptitud física es uno de los principales factores que afectan la salud. El Fitness enfatiza la importancia de mantener un nivel óptimo de salud en términos generales:

Una forma eficiente de combatir los parámetros nombrados anteriormente se basa en el entrenamiento físico: ejercicios de resistencia y fuerza (Lipecki & Rutowicz, 2015).

Se ha demostrado en numerosos estudios que el ejercicio físico bien planificado y estructurado es un método efectivo para mejorar el control glucémico en la diabetes tipo 2. Los resultados son más significativos cuando dicho entrenamiento físico se acompaña con una alimentación equilibrada y saludable (Haghighi et al, 2018).

La investigación destaca que la alternancia ejercicio moderado de alto y bajo impacto tiende a mejorar la salud ósea pre-menopáusica, independientemente del uso de anticonceptivos hormonales. Existe la evidencia de efectos positivos inducidos por el ejercicio sobre la salud ósea con un aumento promedio del 3% en la densidad mineral ósea, aunque los efectos mecánicos pueden potenciarse en un entorno enriquecido en estrógenos (Babatunde & Forsyth, 2014).

En un estudio hecho con adolescentes con obesidad se demostró que un entrenamiento combinado de fuerza y ejercicio aeróbico mejora la rigidez arterial, el óxido nítrico y los marcadores inflamatorios y metabólicos. Un programa de entrenamiento combinando fuerza y resistencia puede tener importantes implicaciones para la salud en la prevención de la aterosclerosis a una edad temprana (Wong et al, 2018).

La evidencia creciente respalda que la actividad física y el ejercicio durante el embarazo son favorables para la madre, con beneficios persistentes en el período posparto.

Las mujeres que practican ejercicio físico con regularidad estando embarazadas tienden a recuperar su peso corporal (PC) e índice de masa corporal (IMC) original tras dar a luz (Haakstad, et al, 2019).

El ejercicio físico en niños (≤ 6 años) afecta positivamente sobre su condición física y peso corporal, además parece prevenir la obesidad (García-Hermoso, 2019).

El ejercicio, especialmente el ejercicio de resistencia, es esencial para mejorar la composición corporal y el rendimiento físico en personas con obesidad sarcopénica (Hsu et al, 2019).

En resumen:

BIBLIOGRAFÍA

  1. Babatunde, O., & Forsyth, J. (2014). Effects of lifestyle exercise on premenopausal bone health: a randomised controlled trial. Journal of bone and mineral metabolism32(5), 563-572.
  2. García-Hermoso, A., Alonso-Martinez, A. M., Ramírez-Vélez, R., & Izquierdo, M. (2019). Effects of Exercise Intervention on Health-Related Physical Fitness and Blood Pressure in Preschool Children: A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Controlled Trials. Sports Medicine, 1-17.
  3. Haakstad, L. A., Kissel, I., & Bø, K. (2019). Long-term effects of participation in a prenatal exercise intervention on body weight, body mass index, and physical activity level: a 6-year follow-up study of a randomized controlled trial. The Journal of Maternal-Fetal & Neonatal Medicine, 1-9.
  4. Haghighi, M. M., Mavros, Y., & Singh, M. A. F. (2018). The effects of structured exercise or lifestyle behavior interventions on long-term physical activity level and health outcomes in individuals with type 2 diabetes: a systematic review, meta-analysis, and meta-regression. Journal of Physical Activity and Health15(9), 697-707.
  5. Hsu, K. J., Liao, C. D., Tsai, M. W., & Chen, C. N. (2019). Effects of Exercise and Nutritional Intervention on Body Composition, Metabolic Health, and Physical Performance in Adults with Sarcopenic Obesity: A Meta-Analysis. Nutrients11(9), 2163.
  6. Lipecki, K., & Rutowicz, B. (2015). The impact of ten weeks of bodyweight training on the level of physical fitness and selected parameters of body composition in women aged 21-23 years. Polish Journal of Sport and Tourism22(2), 64-68.
  7. Wong, A., Sanchez-Gonzalez, M. A., Son, W. M., Kwak, Y. S., & Park, S. Y. (2018). The effects of a 12-week combined exercise training program on arterial stiffness, vasoactive substances, inflammatory markers, metabolic profile, and body composition in obese adolescent girls. Pediatric exercise science30(4), 480-486.
¿Te ha gustado?¡Comparte y déjanos un comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *